PAGO DE CARRAOVEJAS 2018

31,90 (IVA incl.)

Disponibilidad: Sólo quedan 1 disponibles

Cuarta añada de este superventas que nació con la cosecha de 2015 unificando el antiguo Crianza y Reserva de la casa.

Estamos ante uno de los vinos más demandados de España.

Un fijo en nuestro ranking de Top Ventas cuya añada 2018 se vio beneficiada por una climatología muy propicia tras una cosecha 2017 extrema.

Un tinto intenso, potente, marcado por sus notas frutales y también por sus taninos.

Deleitará desde el primer día a sus incondicionales aunque también dará grandes alegrías a los más pacientes, ya que tiene mucha vida por delante.

La bodega: Pago de Carraovejas
Marca: Pago de Carraovejas
D.O.: Ribera del Duero
Tipo: Tinto
Añada: 2018
Grado: 15% vol.
Variedad: 93% Tinto fino, 4% Cabernet sauvignon, 3% Merlot
Vista: Cereza brillante.
Nariz: Predominan los aromas florales que acompañan los matices de fruta roja. Toques también de roble cremoso.
Boca: Expresivo, abierto, potente y delicado al mismo tiempo. Con taninos presentes y sutiles, con reconocible carácter y equilibrio.
Temperatura de servicio: 16 ºC.
Consumo: Óptimo hasta 2028 aproximadamente si se conserva en buenas condiciones. Se recomienda decantar.
Maridaje: Ideal con cochinillo lechal, cabrito asado o solomillo de cerdo ibérico. También con un taco de bacalao en tempura con miel de caña.
Descripción: Los viñedos se distribuyen desde las zonas medias hasta los páramos que superan los 900 metros de altitud; desde la ondulación suave que desciende hacia el arroyo, hasta las parcelas que superan el 30% de desnivel. Laderas orientadas al sur y al norte, cada una con su personalidad.
Área: La bodega tiene un total de 160 hectáreas con las que se elaboran todos sus vinos.
Edad: Viñedo plantado entre 1988 y 2011.
Suelo: En superficie afloran las margas calizas, con presencia de arcillas, areniscas y yesos de característica tonalidad blanca. Son suelos austeros, que someten a las vides a un esfuerzo por autoregular su rendimiento y dar lo mejor de sí mismas.
Clima: Tras un 2017 extremo, 2018 fue un año propicio climatológicamente. Desde el invierno las precipitaciones en forma de nieve y de agua restablecieron el equilibrio que necesitaba el viñedo. La primavera, húmeda, junto a las nevadas y el frío, se prolongaron hasta el mes de abril. Esta cantidad de agua acumulada favoreció el vigor de las plantas que se controló, de manera natural, mediante el uso de cubiertas vegetales. El trabajo del equipo de viticultura y un verano caluroso ayudaron a controlar la fuerza del viñedo beneficiando un final de ciclo óptimo y, consecuentemente, una gran añada.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.

Logotipo de La Trastienda Sanxenxo
Boletín de noticias y ofertas
Suscríbete gratis ahora y recibe en tu email nuestras fantásticas promociones. Y ahora, por tiempo limitado, ¡recibe también un 10% de descuento!
Ir arriba